La ‘gasolina’ que alimenta a un agujero negro supermasivo

Los agujeros negros supermasivos son auténticos monstruos situados en el corazón de casi todas las galaxias, incluída la nuestra, la Vía Láctea. Pueden tener una masa de hasta 10.000 millones de veces la del Sol, aunque su origen y la forma en la que se desarrollan siguen siendo un misterio, como casi todo lo que les rodea. Los científicos han ido proponiendo diversas teorías para intentar entender cómo se formaron y evolucionaron, y cuánto tiempo tardan en alcanzar ese tamaño gigantesco. Las observaciones realizadas con telescopios, sobre todo desde principios de siglo, están ayudando a completar ese puzzle.

Su mecanismo de formación tampoco está claro todavía. Se barajan diversas hipótesis como, por ejemplo, que una estrella masiva colapse y dé origen a un agujero negro que va creciendo poco a poco, alimentándose de otras estrellas, o bien que su origen sea una gigantesca nube de gas que colapsa por su propia gravedad.

14894285764315

Enlace : http://www.elmundo.es/ciencia/2017/03/13/58c690c5268e3e89568b45ba.html

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s